Agencia Inmobiliaria en Sotillo de la Adrada

Inmobiliaria en Sotillo de la Adrada

Sotillo de la Adrada es un municipio abulense ubicado en el Valle del Tiétar, que cuenta con una extensión de cuarenta y cuatro kilómetros cuadrados y una población de, aproximadamente, cuatro mil quinientos habitantes. Es uno de las localidades en las que Volumen | Inmobiliaria & Home Staging presta sus servicios como agencia inmobiliaria, comercializando pisos, casas, viviendas unifamiliares, chalets adosados, pareados, locales comerciales, naves industriales, terrenos urbanos y fincas rústicas.

inmobiliaria sotillo de la adrada

La localidad de Sotillo de la Adrada linda con otras como La Adrada, Fresnedilla, Higuera de las Dueñas, Cenicientos, Santa María del Tiétar, Casillas o El Barraco. Ubicada  a unos 80 minutos de la ciudad de Madrid, el acceso principal a Sotillo de la Adrada se produce a través de la carretera CL-501; esto es, la continuación en Ávila de la M-501. La carretera N-403, próxima a La Adrada, es también importante para esta localidad, ya que la comunica con importantes ciudades como Ávila y Toledo.

Sotillo de la Adrada es un municipio muy concurrido durante los fines de semana y festivos, así como durante el periodo de verano, momentos en los que su población llega a superar los diez mil habitantes. Dispone de guardería, biblioteca municipal, colegio público de educación infantil y primaria, así como de un instituto de educación secundaria obligatoria.

A nivel arquitectónico, de Sotillo de la Adrada destaca su Iglesia Parroquial, la Ermita de Nuestra Señora de los Remedios, el antiguo Ayuntamiento, la Fuente de los Cinco Caños, el Canto de los Pollitos, así como sus balconadas.

Si está buscando un inmueble para comprar, vender o alquilar en Sotillo de la Adrada, o si quiere poner a la venta o en alquiler alguno, contacte con nosotros. El equipo de Volumen | Inmobiliaria & Home Staging estará encantado de atenderle.

Esta web utiliza cookies puedes ver aquí la política de cookies. Si continuas navegando estás aceptándola